viernes, 30 de septiembre de 2016

Reseña: Te daría el mundo - Jandy Nelson


Noah y su hermana gemela Jude son inseparables. El solitario Noah dibuja sin parar, y se ha enamorado en secreto de su enigmático vecino. La atrevida Jude salta desde altísimos acantilados, se pinta los labios de rojo y habla hasta por los codos.
Pero tres años después, a los 16, los hermanos ya no se hablan. Algo pasó entre ellos que arruinó dramáticamente su relación y los llevó por caminos diferentes. Entonces Jude conoce a un chico guapo, frágil y arrogante... y a alguien más, una nueva fuerza en su vida, todavía más impredecible y ligada a su pasado de forma inevitable.
Los primeros años de esta historia los cuenta Noah; los últimos, Jude. Lo que ninguno comprende es que apenas conocen la mitad de la historia. Si tan sólo pudieran compartirla. 
Una de las cosas más maravillosas de navegar por otros blogs y leer muchas reseñas, es que mi lista de “Libros que me llaman la atención y me apetece leer” se hace más y más extensa y, lo mejor de todo, casi siempre acierto con lo que leo. 
Así apareció “Te daría el sol” de Jandy Nelson en mi vida, apenas me ha durado un día, aunque al empezarlo a leer en español, tuve que cambiar a la versión original (en inglés) porque la traducción es infumable y ODIO las malas traducciones. Una vez empezado en inglés, apenas me ha durado 12 horas, me ha tenido completamente enganchada.


Jude y Noah son mellizos y comparten un vínculo casi mágico, por algo han compartido útero. Saben cuando uno llora, cuando el otro está sufriendo. Son como una sola persona, son “NoahyJude”, casi comparten el alma. Aunque hay muchas cosas que los diferencian, física y psicológicamente, son como la noche y el día: 

Jude es lo más parecido a una princesa de cuento que os podáis imaginar, con una melena largísima y rubia que casi tiene vida propia, le encanta el riesgo, saltar de acantilados, surfear. Es una de las chicas más populares del instituto.
Noah es todo lo contrario, no le gusta la gente, nunca sabe que hacer con las manos, los populares se meten con él. No piensa, pinta, todo forma colores y dibujos en su mente, tiene alma y manos de artista...y por si eso fuera poco, no le gustan las chicas.

 Noahyjude se repartieron el mundo cuando eran pequeños, el cielo y el sol para Jude, la luna, las estrellas y el mar para Noah ..Jude cuida de que nadie le haga daño a Noah, que vive en una especie de mundo paralelo...A los 13 años siguen siendo NoahyJude, dos personas que comparten un mismo alma...
Y ahí la historia empieza a girar...Nos metemos en la cabeza de Jude, ya con 16 años y, desde el primer momento, sabemos que han pasado cosas horribles. 
Lo primero, Jude se ha cortado el pelo, aquella impresionante melena rubia, que tenía vida propia, y lo esconde bajo un gorro, usa ropa ancha, sudaderas enormes para pasar desapercibida...trata de esconderse del mundo.
 Pronto descubrimos que la madre de los mellizos murió hace dos años, a los casi 14 de los protagonistas, que Jude cree que su madre está enfada con ella y que su fantasma le ronda. Va siempre llena de amuletos de buena suerte, tiene un miedo horrible a coger alguna enfermedad mortal, a que le caiga un ladrillo en la cabeza mientras camina por la calle. La chica valiente de la primera parte se ha convertido en alguien asustado permanentemente.
Noah ya no es Noah. Ha dejado de pintar, le gustan los deportes, es un chico popular.
Lo peor, jude y Noah apenas se hablan, apenas tienen relación. Jude cree que por algo que ella hizo...
Y volvemos atrás en el tiempo, otra vez de la mano mágica de Noah, sus casi 14 años, sus miedos, la estrecha relación con la madre, el descubrimiento del primer amor, los celos...y un secreto horrible, que lo separará de Jude.

Así transcurre este libro, dando saltos en el tiempo, pasando de la mente de Jude a la de Noah, descubriendo los acontecimientos que pasaron en la vida de los mellizos durante esos dos años. Y así se presentan el resto de personajes, la madre, la abuela, el padre, Brian, Ralph...todos los personajes se enredan en la trama, todos tienen una función el ella, nadie está ahí por casualidad....
NoahyJude o Noah y Jude, siendo uno o siendo dos, la relación entre los mellizos es pura mágia, los pensamientos de Noah, la sensibilidad...las manías de Jude, todo esto forma un libro REDONDO

Puro sentimiento. Así es como describiría este libro. De principio a fin.Uno de los libros más bonitos que he leído este año.
¿Lo habéis leído?
Image and video hosting by TinyPic